VISPERAS
Jueves, 28 de agosto, 2014
17,30 horas

Basílica del Valle de Los Caídos
28200 San Lorenzo de El Escorial - Madrid

 
Entrada libre al recinto del Valle de Los Caídos para todas aquellas personas que deseen participar en esta oración cantada
 
 
 
ORGANIZA
 
Abadía Santa Cruz del Valle de Los Caídos
y
Asoc. Hispana para el Estudio del Canto Gregoriano
 
 

PARTICIPAN
Comunidad benedictina de la Abadía Santa Cruz del Valle de Los Caídos
Participantes en la XXXV Semana de Estudios Gregorianos

 
 
 
 
VÍSPERAS
   
PROGRAMA
   
S. Augustini episcopi et ecclesiae doctoris
   
INVOCACIÓN INICIAL Deus in adiutorium .....
   
HIMNO:
San Agustín, obispo y doctor

Fulget i caelis celebris sacerdos, stella doctorum rutilar corusca, lumen intactum fidei per orbis climata spargens.
Brilla en la Gloria, Sacerdote santo, doctor insigne, que ilumina al mundo, con su doctrina, tan segura y clara, de autor fecundo.
Cive tam claro, Sion o superan, laeta dic laudes domino salutis, qui modis miris sibi vinxit ipsum lumine complens.
Por él dan gracias a Dios en el Cielo que de admirable modo le ha guiado, hasta que él mismo, el error venciendo, la fe ha alcanzado.

Hic fidem sacram vigil usque firmat, arma et errorum subigit potenter, sordidos mores lavat et repellit dogmate claro.
Vigila, afirma esta fe sagrada y la defiende de las herejías; malas costumbres combatió, negando falsas doctrinas.


Qui, gregis Christi speculator almus, enites clero monachisque forma, tu Dei nobis faciem benignam fac prece semper.
Pastor, solícito de la grey de Cristo; de sacerdotes y de religiosos modelo excelso, legislador sabio: luz para todos.

Laus, honor, virtus Triadibeatae, cuius in terries studuisti amanter alta scrutari nitidaque in astris luce potiris. Amen.
Gloria, alabanza a Dios, Uno y Trino: de sus misterios, con amor y ciencia, al mundo hablaste, y en Visión eterna al fin contemplas. Amén

 
ANTÍFONA 1ª Exaltabo te, Domine, quoniam suscepisti me.
Te ensalzaré, Señor, porque me has acogido.
SALMO 29

Exaltabo te, Domine, quoniam extraxisti me, nec delectasti inimicos meos super me.
Domine Deus meus, clamavi ad te, et sanasti me.
Domine, eduxisti ad inferno animam meam, vivificasti me, ut non descenderem in lacum.
Psallite Domino, sancti eius, et confitemini memoriae sanctitatis eius, quoniam ad momentum indignatio eius et per vitam voluntas eius.
Ad vesperum demoratur fletus, ad matutinum laetitia.
Ego autem dixi in securitate mea: "Non movebor in aeternum".

Domine, in voluntate tua praestitisti decori meo virtutem; avertisti faciem tuam a me et factus sum conturbatus.
Ad te, Domine, clamabam et ad Deum meum deprecabar. Quae utilitas in sanguine meo, dumdescendo in corruptionem? Numquid confitebitur tibi pulvis aut annuntiabit veritatem tuam? Audivit Dominus et misertus est mei, Dominus factus est adiutor meus.
Convertisti planctum meum in choros mihi, conscidisti saccum meum et accinxisti me laetitia, ut cantet tibi gloria mea et non taceat. Domine Deus meus, in aeternum confitebor tibi.

Te ensalzaré, Señor, porque me has librado, no has dejado que mis enemigos se rían de mí.
Señor, Dios mío, a ti grité, y tú me sanaste.
Señor, sacaste mi vida del abismo, me hiciste revivir cuando bajaba a la fosa.
Tañed para el Señor, fieles suyos, dad gracias a su nombre santo; su cólera dura un instante; su bondad, de por vida. al atardecer nos visita el llanto; por la mañana, el júbilo.
Yo pensaba muy seguro: "No vacilaré jamás".
Tu bondad, Señor, me aseguraba el honor y la fuerza; pero escondiste tu rostro, y quedé desconcertado.
A ti, Señor, llamé, supliqué a mi Dios: "¿Qué ganas con mi muerte, con que yo baje a la fosa? ¿Te va a dar gracias el polvo, o va a proclamar tu lealtad? Escucha, Señor, y ten piedad de mi; Señor, socórreme".
Cambiaste mi luto en danzas, me desataste el sayal y me has vestido de fiesta; te cantará mi alma sin callarse. Señor, Dios mío, te daré gracias por siempre.

 
ANTÍFONA 2ª

Laetamini in Domino, et exsultate, iusti, et gloriamini, amnes recti corde.
Alegraos justos, y gozad con el Señor; aclamadlo, los de corazón sincero.

SALMO 31

Beatus cui remissa est iniquitas et obtectum est peccatum.
Beatus vir cui non imputavit Dominus delictum, nec est in spiritu eius dolus.
Quoniam tacui, inveteraverut ossa mea, dum rugirem tota die.
Quoniam die ac nocte gravata est super me manus tua, immutatus est vigor meus in ardoribus aestatis.
Peccatum meum cognitum tibi feci, et delictum meum non abscondi.
Dixi: "Confitebor adversum me iniquitatem meam Domino". Et tu remisisti impietatem peccati mei.
Propter hoc orabit ad te omnis sanctus in tempore opportuno.
Et in diluvio aquarum multarum ad eum non approximabunt.
Tu es refugium meum, a tribulatione conservabis me; exsutationibus salutis circumdabis me.
Intellectum tibi dabo et instruam te in via qua gradieris; firmabo super te oculos meos.
Nolite fieri sicut equus et mulus, quibus non est intellectus; in camo et freno si accedis ad constringendum, non approximant ad te.
Multi dolores impii, sperantem autem in Domino misericordia circumdabit.
Laetamini in Domino et exsultate, iusti, et gloriamini, omnis recti corde.

Dichoso el que está absuelto de su culpa, a quien le han sepultado su pecado; dichoso el hombre a quien el Señor no le apunta el delito.
Mientras callé se consumían mis huesos, rugiendo todo el día, porque día y noche tu mano pesaba sobre mí; mi savia se me había vuelto un fruto seco.
Había pecado, lo reconocí, no te encubrí mi delito; propuse: "Confesaré al Señor mi culpa", y tú perdonaste mi culpa y mi pecado.
Por eso, que todo fiel te suplique en el momento de la desgracia: la crecida de las aguas caudalosas no lo alcanzará.
Tú eres mi refugio, me libras del peligro, me rodeas de cantos de liberación.
Te instruiré y te enseñaré el camino que has de seguir, fijaré en ti mis ojos.
No seáis irracionales como caballos y mulos; cuyo brío hay que domar con freno y brida; si no, no puedes acercarte.
Los malvados sufren muchas penas; al que confía en el Señor, la misericordia lo rodea.
Alegraos, justos, y gozad con el Señor; aclamadlo, los de corazón sincero.

ANTÍFONA 3

Dedit ei Dominus potestatem et honorem et regnum, et omnes populi, tribus et linguae ipsi servient

El Señor le ha entregado el poder, el hoor y el reino. Y todos los pueblos, tribus y lenguas le servirán

CÁNTICO AP 11, 17-18; 10b-12a
El juicio de Dios

Gratias agimus tibi, Domine Deus omnipontes, qui es et qui eras, quia accepisti virtutem tuam magnam et regnasti.
Et iratae sunt gentes, et advenit ira tua, et tempus mortuorum iudicari, et reddere mercedem servis tuis prophetis et sanctis et timentibus nomen tuum, pusillis et magnis, et exterminare eos qui exterminant terram.
Nunc facta est salus et virtus et regnum Dei nostri et potestas Christi eius, quia proiectus est accusator fratrum nostrorum, qui accusabat illos ante conspectum Dei nostri die ac nocte.
Et ipsi vicerunt illum propter sanguinem Agni et propter verbum testimonii sui; et non dilexerunt animam suam usque ad mortem.
Propterea laetamini, caeli, et qui habitatis in eis.

Gracias te damos, Señor Dios omnipotente, el que eres y el que eras, porque has asumido el gran poder y comenzaste a reinar.
Se encolerizaron las gentes, llegó tu cólera, y el tiempo de que sean juzgados los muertos, y de dar el galardón a tus siervos, los profetas, y a los santos y a los que temen tu nombre, y a los pequeños y a los grandes, y de arruinar a los que arruinaron la tierra.
Ahora se estableció la salud y el poderío, y el reinado de nuestro Dios, y la potestad de su Cristo; porque fue precipitado el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba ante nuestro Dios día y noche.
Ellos le vencieron en virtud de la sangre del Cordero, y por la palabra del testimonio que dieron, y no amaron tanto su vida que temieran la muerte.
Por esto, estad alegres, cielos, y los que moráis en sus tiendas.

 
LECTURA BREVE
1P 5, 1-4
A los presbíteros en esa comunidad, yo, presbítero como ellos, testigo de los sufrimientos de Cristo y partícipe de la gloria que va a manifestarse, os exhorto: Sed pastores del rebaño de Dios que tenéis a vuestro cargo, gobernándolo no a la fuerza, sino de buena gana, como Dios quiere; no por sórdida ganancia, sino con generosidad; no como déspotas sobre la heredad de Dios, sino convirtiéndoos en modelos del rebaño. Y cuando aparezca el supremos Pastor, recibiréis la corona de gloria que no se marchita.
 
RESPONSORIO

Elegit eum Dominus Sacerdotem sibi. V/ Ad sacrificandum ei histiam laudis. V/ Gloria Patri, et Filio, et Spiritui Sancto.

R/ El Señor lo eligió como sacerdote suyo. El Señor.
V/ Para ofrecerle un sacrificio de alabanza. Como sacerdote suyo.Gloria al Padre. El Señor......

 
ANTÍFONA DEL MAGNÍFICAT

O Doctor optime, Ecclesiae sanctae lumen, beate N., divinae legis amator: deprecare pro nobis Filium Dei.

Oh Doctor admirable, luz de la Iglesia santa, bienaventurado N., fiel cumplidor de la ley, ruega por nosotros al Hijo de Dios.

 
MAGNIFICAT
Lc 1, 46 - 55
Alegría del alma en el Señor

Magnificat anima mea Dominum.
Et exsultavit spiritus meus in Deo salutari meo; quia respexit humilitatem ancillae suae. Ecce enim ex hoc beatam me dicent omnes generationes, quia fecit mihi magna, qui potens est, et sanctum nomen eius, et misericordia eius in progenies et progenies timentibus eum.
Fecit potentiam in brachio suo, dispersit superbos mente cordis sui; deposuit potentes de sede et exaltavit humiles; esurientes implevit bonis et divites dimisit inanes.
Suscepit Israel puerum suum, recordatus misericordiae, sicut locutus est ad patres nostros, Abraham et semini eius in saecula.
Gloria Patri et Filio et Spiritui Sancto.
Sicut erat in principio et nunc et semper et in saecula saeculorum. Amen.

Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava.
Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación.
Él hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos.
Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia -como lo había prometido a nuestros padres- en favor de Abraham y su descendencia por siempre.
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.
Como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amen.

 
PRECES

Glorifiquemos a Cristo, constituido pontífice en favor de los hombres, en lo que se refiere a Dios, y supliquémosle humildemente, diciendo:
Salva a tu pueblo, Señor.
- Tú que, por medio de pastores santos y eximios, has hecho resplandecer de modo admirable a tu Iglesia, haz que los cristianos se alegren siempre de ese resplandor.
- Tú que, cuando los santos pastores te suplicaban, como Moisés, perdonaste los pecados del pueblo, santifica, por su intercesión, a tu Iglesia con una purificación continua.
_ Tú que, en medio de los fieles, consagraste a los santos pastores y, por tu Espíritu, los dirigiste, llena del Espíritu Santo a todos los que rigen a tu pueblo.
- Tú que fuiste el lote y la heredad de los santos pastores, no permitas que ninguno de los que fueron adquiridos por tu sangre esté alejado de ti.
-Tú que, por medio de los pastores de la Iglesia, das la vida eterna a tus ovejas para que nadie las arrebate de tu mano, salva a los difuntos, por quienes entregaste tu vida.

 
PATER NOSTER Pater noster, qui es in caelis............................
   
ORACIÓN
Renueva, Señor, en tu Iglesia, el espiritu que infundiste en tu obispo san Agustín, para que, penetrados de ese mismo espíritu, tengamos sed de ti, fuente de la sabiduría, y te busquemos como el único amor verdadero. Por nuestro Señor Jesucristo.
 
BENDICIÓN FINAL

V/ El Señor esté con vosotros.
R/ Y con tu espíritu

Benedicamus Domino.
Deo gratias

La bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre vosotros. Amén

 
 
XXXV Semana de Estudios Gregorianos